¿Puedo Quedar Embarazada Antes de mi Período?

¿Puedo Quedar Embarazada Antes de mi Período?El ciclo menstrual de la mujer es bastante complejo y está compuesto de diferentes fases.

Sin embargo, todas ellas tienen el propósito de preparar el organismo de cara a la fase de ovulación.

A pesar de ello, existen muchas dudas acerca de si es posible quedarse embarazada durante otra etapa que no sea esta.

Por ello, en esta ocasión, me voy a centrar en explicarte si la fecundación se puede producir justo antes del período.

Indice

Las fases del ciclo menstrual

Tu ciclo menstrual está compuesto, fundamentalmente, por cuatro etapas, las cuales debes comprender para dar respuesta a la pregunta que te ronda la cabeza y que te ha llevado hasta aquí.

La regla o menstruación

La primera de ellas, como bien sabrás, es el período menstrual o regla.

Esta marca el final de un ciclo y el comienzo del siguiente a través del sangrado, que es una respuesta biológica de índole sexual cuyo propósito es eliminar esos cambios uterinos enfocados a albergar el embrión y que, al final, no han servido para tal efecto.

Suele tener una duración de, aproximadamente, 7 días, si bien es cierto que muchas mujeres lo padecen solo durante 3 o 4.

El sangrado es especialmente intenso en el primero y en el segundo y, poco a poco, va remitiendo.

Durante esos días, no serás fértil.

Fase de adaptación

Una vez que el sangrado desaparece por completo, tu cuerpo empieza a segregar progesterona y estrógeno con el propósito de reiniciar el proceso.

En concreto, esto lleva a la liberación de un nuevo óvulo desde uno de tus dos ovarios, el cual pasará a ocupar un lugar en la correspondiente trompa de Falopio.

Este conducto es el encargado de unir el útero con el ovario.

El óvulo esperará allí pacientemente a que el resto de procesos asociados a esta fase se vayan desencadenando.

El útero y, en concreto, su cara interna, que recibe el nombre de endometrio, también se irá adaptando de nuevo con el propósito de estar listo para la llegada del óvulo ya fecundado.

Mientras tanto, también se producirán cambios en tu moco cervical.

En concreto, tras el sangrado de la menstruación, este empezará a hacer acto de presencia de una forma muy viscosa e, incluso, blanquecina.

Poco a poco, irá aligerando su textura hasta ser parecida a la del agua.

En cualquier caso, este líquido, que está pensado para lubricar la vagina y favorecer el paso de los espermatozoides, no estará listo del todo para cumplir sus funciones.

Durante esta fase tampoco serás fértil.

Fase de adaptación 

La ovulación

La ovulación es la fase que culmina el proceso. Suele producirse, aproximadamente, a mitad del ciclo, aunque depende de si este es regular o irregular.

Puedes saber si está teniendo lugar atendiendo al incremento de tu temperatura corporal y a la textura del moco cervical.

Cuando el moco cervical está completamente listo, lo cual se produce en esta fase, pasa a tener la textura de la clara de un huevo.

Para que te sirva de ejemplo ilustrativo, podrás ponerlo entre dos de tus dedos y separarlos sin que este se rompa.

Por su parte, el óvulo, aún en las trompas de Falopio, estará plenamente dispuesto para dejar que un espermatozoide traspase su membrana exterior y dé comienzo al embarazo.

Si esto ocurre, se desprenderá y viajará hasta el útero. Cuando llegue, se asentará en el endometrio.

El útero tendrá ya acondicionadas todas sus estructuras para que esto se produzca y favorecer el desarrollo del embrión durante sus primeras etapas.

Debo decirte, llegada a este punto, que, a pesar de que la ovulación solo dura 24 horas, suele considerarse que los dos días anteriores y los dos posteriores a que se produzca la mujer también es fértil.

Esto se debe, fundamentalmente, a que el óvulo puede seguir siendo receptivo durante más tiempo y a que los espermatozoides pueden llegar a sobrevivir en tu interior, gracias a las sustancias contenidas en tu moco cervical, hasta cinco días.

Fase final

Es posible que hayas tenido suerte y que un espermatozoide haya fecundado al óvulo. En ese caso, este irá, a través de las trompas de Falopio, hasta el útero, se asentará y dará comienzo la gestación.

Sin embargo, en el caso de que no hayas quedado embarazada durante el período de ovulación, tu cuerpo entrará en una nueva fase.

El óvulo, una vez superado su momento de máxima fertilidad, perderá vitalidad y dejará de ser apto para ser fecundado.

De hecho, aunque se produjese este hecho, difícilmente conseguiría viajar hasta el útero y asentarse en él, por lo que el embarazo nunca tendría lugar.

También debo decirte que el útero empezará a prepararse para desechar las estructuras que ha creado para facilitar el asentamiento del óvulo. Esto se producirá más adelante, durante la menstruación.

El moco cervical habrá dejado ya de tener también la estructura de clara de huevo que tanto favorecía la movilidad de los espermatozoides para tornarse de nuevo más espeso y denso.

Incluso, en muchos casos, puede adquirir una tonalidad amarillenta.

Todo esto se traducirá, en resumidas cuentas, en que tampoco serás fértil durante esta etapa.

Fase de adaptación 

Conclusiones para quedar embarazada

En definitiva, durante la fase que precede a tu período es prácticamente imposible que te quedes embarazada.

De hecho, no conozco a ninguna mujer a la que, haciendo las cuentas, le haya sucedido. Esto se debe, fundamentalmente, a que tu cuerpo, después de la ovulación, deja de estar listo para que se produzca la fecundación.

Por lo tanto, lo que debes hacer es predecir con el mayor grado de exactitud posible cuándo se produce tu momento de máxima fertilidad y aprovechar para mantener relaciones sexuales en las posturas adecuadas con tu pareja.

Es posible que te haya desalentado un poco al confirmarte que no podrás quedarte embarazada a lo largo de todo tu ciclo, sino solo unos días concretos. Sin embargo, tómatelo de otra manera.

Y es que lo mejor es que lo asumas como una oportunidad para conocer mejor el funcionamiento de tu cuerpo y para enfocarte en aquellos días en los que realmente tienes opciones.

Este es el final del artículo. Sin embargo aún tengo algo más para decirte...

¿Quieres saber por qué realmente no puedes tener un bebé?

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para ayudarte a quedar embarazada.

Yo estaba en la misma situación que tú. Hasta que empecé a seguir un método que me ayudó a tener a mi bebita.

Si quieres saber cuál es el método que seguí y cómo lo puedes poner en práctica...

Haz clic aquí para mostrarte este método para que puedas quedar embarazada lo antes posible

click aquí

Nos vemos allí!!!

Lucía