Cómo Quedar Embarazada Teniendo la Salpingo

quedarte embarazada naturalmente con la ligadura de trompasLa planificación familiar es una cuestión más compleja de lo que puede parecer.

Y es que, en un momento determinado de nuestras vidas, podemos pensar que no vamos a querer ser madres nunca más y, por ello, nos sometemos a tratamientos como, por ejemplo, la salpingo, una técnica quirúrgica también denominada como ligadura de trompas.

Sin embargo, es posible que, con el paso del tiempo, cambiemos de opinión y deseemos volver a quedar embarazadas. Al fin y al cabo, la vida da muchas vueltas.

Si es así y te sometiste a esta intervención, ¿puedes volver a ser madre? La respuesta es que sí. Aquí voy a decirte cómo.

¿En qué consiste la salpingo?

La salpingo o ligadura de trompas, como su propio nombre indica, es un método anticonceptivo que consiste en la sección, el recorte o la cauterización de las trompas de Falopio, de modo que resulta imposible que el óvulo las atraviese y llegue al útero.

Debes tener en cuenta que las trompas de Falopio son los conductos musculares que van desde los ovarios al útero.

Además, en la práctica totalidad de las ocasiones, en ellos se produce la fecundación, es decir, la fusión del óvulo con el espermatozoide que, con el paso del tiempo, da lugar al embrión que finalmente se asienta en el endometrio del útero y supone el comienzo del embarazo.

Lo que se consigue mediante esta técnica es impedir que los óvulos y los espermatozoides puedan circular por las trompas de Falopio, encontrarse y fecundarse.

¿Puedes quedarte embarazada naturalmente con la ligadura de trompas realizada?

Has de tener en cuenta que la salpingo es, en estos momentos, el método anticonceptivo más eficaz que existe.

Sin embargo, como todos los que se han inventado hasta la fecha, no es efectivo en el 100 % de los casos.

De hecho, se estima que hay un 1 % de posibilidades de que, de manera natural, las trompas vuelvan a unir sus extremos mediante un proceso de cicatrización conocido como recanalización.

Con el paso de los años tras la realización de la ligadura de trompas, las posibilidades de que esto suceda crecen más.

El principal problema de esto es que, en el 95 % de los casos, da lugar a un embarazo ectópico, es decir, aquel en el que el óvulo fecundado no se asienta en el endometrio del útero, sino en otro tejido diferente.

Esto da lugar a un aborto en los primeros días y, en casos graves, a la presentación de complicaciones de diversa índole.

Por este motivo, si te has hecho la salpingo, no te aconsejo que busques el embarazo de este modo.

¿Qué opciones tienes a tu disposición para quedarte embarazada con la salpingo?

Si, llegada a este punto, sigues completamente decidida a quedarte embarazada de nuevo, presta atención a lo que voy a contarte ya que te diré cuáles son las alternativas para que lo logres.

En primer lugar, debo decirte que tienes que plantear la situación con perspectiva de futuro para elegir la opción adecuada. En concreto, tienes dos alternativas a tu disposición:

También te puede interesar: Cómo quedar embarazada rápido. La guía completa

La reversión de la salpingo

Esta es la opción ideal para ti si, más allá de tener un hijo en estos momentos, no quieres cerrarte la puerta a ser madre de nuevo en el futuro.

Y es que, una vez que lleves a cabo la reversión de la salpingo, la cual consiste en un proceso quirúrgico similar al que te sometiste en el pasado, volverás a ser tan fértil como antes.

Esta reversión consiste, fundamentalmente, en volver a unir los extremos de las trompas de Falopio que fueron cortadas anteriormente.

Una vez hecho, hay que esperar un tiempo, generalmente dos o tres meses, para que estas recuperen la motilidad y la permeabilidad y vuelvan a hacer su función correctamente.

Sin embargo, debo decirte que la reversión de la salpingo no siempre se puede hacer.

Esto se debe, principalmente, a que requiere de que, por ejemplo, ambos extremos de las trompas midan más de 6 centímetros ya que, de no ser así, no hay espacio material para llevar a cabo la unión de nuevo.

Esta es una cuestión que habitualmente depende de la constitución de la mujer y de la complejidad que tuviese la intervención quirúrgica original.

En general, se estima que las probabilidades de éxito de la reversión son del 70 %.

La reversión de la salpingo
La fecundación in vitro

Este es el método perfecto para ti si, más allá de ser madre una vez más, no quieres cerrar la puerta a volver a serlo en el futuro.

La posibilidad de llevar a cabo la fecundación in vitro se basa, fundamentalmente, en que, a pesar de que te hayas realizado la salpingo, sigues ovulando cada mes, es decir, liberas un óvulo que, debido a los procesos hormonales lógicos de tu ciclo, madura y se vuelve receptivo a los espermatozoides.

Basta con realizar una punción ovárica que permita la extracción de óvulos de los ovarios y, posteriormente, llevar a cabo la fecundación en un laboratorio mediante una muestra de semen proporcionada por la pareja o, en su defecto, un donante anónimo, dependiendo de si tienes pareja o no.

A continuación, el óvulo fecundado se somete a un cultivo y, cuando llega a su punto exacto de madurez, se transfiere al interior del útero para que se asiente en el endometrio.

Debido al avance de la técnica, esto es cada vez más efectivo.

Debo decirte que, aunque no sean tan elevadas como en el pasado, las posibilidades de experimentar un embarazo múltiples mediante el sistema de la fecundación in vitro son más elevadas.

Y es que, para optimizar las opciones de lograr el embarazo, se transfieren varios óvulos fecundados a la vez.

En definitiva, si en el pasado te sometiste a la salpingo pero, ahora, vuelves a querer ser madre, no hay ningún problema.

Solo tienes que analizar tu situación y decidir cuál de las anteriores opciones es la que más te conviene.

Afortunadamente, gracias al avance de la medicina y la técnica, volver a ser mamá es una posibilidad al alcance de tu mano.

Este es el final del artículo. Sin embargo aún tengo algo más para decirte...

¿Quieres saber por qué realmente no puedes tener un bebé?

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para ayudarte a quedar embarazada.

Yo estaba en la misma situación que tú. Hasta que empecé a seguir un método que me ayudó a tener a mi bebita.

Si quieres saber cuál es el método que seguí y cómo lo puedes poner en práctica...

Haz clic aquí para mostrarte este método para que puedas quedar embarazada lo antes posible

click aquí

Nos vemos allí!!!

Lucía

Te ha gustado el contenido? Comparte!
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *