Cómo Tiene que Ser el Flujo para Quedar Embarazada

flujo vaginal para embarazarseEl flujo vaginal juega un papel clave a la hora de quedarte embarazada.

Esto se debe, fundamentalmente, a que es el elemento que permite la supervivencia y la movilidad de los espermatozoides en el interior de tu aparato reproductor.

Por ello, es importante que, a la hora de detectar tus días de máxima fertilidad, le prestes mucha atención.

Aquí voy a explicarte los diferentes estados por los que pasa y te ayudaré a identificar cuáles son los adecuados para la concepción.

Flujo vaginal pegajoso y con grumos

Este tipo de flujo hace acto de presencia entre 48 y 72 horas tras haber acabado tu período.

En términos generales, podrás identificarlo porque parece turbio y, si lo tomas entre tus dedos, resulta bastante pegajoso.

Además, lo habitual es que tenga grumos, que reciben el nombre de esmegma.

Es el menos fértil de todos ya que su textura imposibilita que los espermatozoides puedan moverse a través de él.

Flujo vaginal cremoso y espeso

Conforme vayan pasando los días, tu flujo vaginal empezará a tornarse cada vez más espeso y cremoso.

De hecho, llegará al punto de volverse completamente blanquecino.

Al igual que en el caso anterior, este tipo de flujo no es considerado fértil puesto que tampoco favorece el movimiento de los espermatozoides, aunque su textura es ligeramente mejor.

También te puede interesar: Cómo quedar embarazada rápido. La guía completa

Para que te hagas una idea, si lo pones en tus dedos, te recordará al tacto que tiene una loción corporal.

flujo vaginal para embarazarse

Flujo vaginal acuoso

Empiezan a acercarse los días de ovulación, es decir, de máxima fertilidad de tu óvulo y, por tanto, tu aparato reproductor empieza a prepararse para que se produzca la fecundación.

Por ello, el flujo vaginal empieza a tornarse cada vez más claro y acuoso.

Tanto es así que, si lo pones entre tus dedos, puede llegar a gotear.

En general, esta sustancia, en este estado, ya permite el buen movimiento de los espermatozoides, pero aún no está en su estado óptimo.

Sin embargo, es importante que, si quieres quedarte embarazada, empieces a tener relaciones sin protección en cuanto lo detectes.

Flujo vaginal con apariencia de clara de huevo

Durante los días en los que estás ovulando, el flujo vaginal, a pesar de seguir manteniendo una apariencia acuosa, se espesa hasta el punto de alcanzar una textura similar a la que tiene la clara cruda de un huevo.

Sin duda, este es el mejor estado para propiciar la fecundación del óvulo ya que, en él, los espermatozoides se mueven con total libertad y, además, se encuentra optimizado para favorecer la supervivencia de estos en el interior de la vagina y el cuello uterino.

Justo en el día en que se produce la ovulación, si lo pones entre dos de tus dedos, podrás estirarlo entre 2,5 y 5 centímetros sin que se rompa la unión.

Una vez que finaliza la ovulación, el flujo vaginal va desapareciendo poco a poco, lo que produce que la vagina esté más seca y la concepción sea imposible.

Cuando desaparece por completo llega la menstruación y, posteriormente, el ciclo que te acabo de explicar vuelve a empezar.

Este es el final del artículo. Sin embargo aún tengo algo más para decirte...

¿Quieres saber por qué realmente no puedes tener un bebé?

Lo que aquí mencioné es MENOS del 2% de todo lo que debes hacer para ayudarte a quedar embarazada.

Yo estaba en la misma situación que tú. Hasta que empecé a seguir un método que me ayudó a tener a mi bebita.

Si quieres saber cuál es el método que seguí y cómo lo puedes poner en práctica...

Haz clic aquí para mostrarte este método para que puedas quedar embarazada lo antes posible

click aquí

Nos vemos allí!!!

Lucía


Te ha gustado el contenido? Comparte!
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *